Author Archives: ricardosanchez

La longitud de una brazada

Contrapicado subacuático de Rosa Arévalo nadandoEn un reciente entrenamiento con uno de los grupos de Madrid, una de las nadadoras, Belén, tras realizar uno de los ejercicios técnicos, exclamó: ¡qué larga es una brazada!

Efectivamente, una brazada es muy larga. Necesita desarrollarse en el espacio y en el tiempo. Está llena de detalles importantes: la entrada, el agarre, el tirón, el empuje, el recobro. De pronto, nos apercibimos de que no se trata de pasar la mano; de que ese acto, que hasta entonces considerábamos simple, está lleno de pequeños detalles que debemos cultivar si queremos desarrollar todas las posibilidades que nos ofrece.

En natación, y supongo que en todas las actividades humanas, una práctica cuidadosa nos lleva a la percepción de la dimensión, de los matices. Aquello que se nos antojaba simple, comienza, ahora, a desplegar todas sus sutilezas.

En el acto de la transmisión, el entrenador, el enseñante, nos acerca una parte de la historia de esa práctica, nos acerca las reflexiones y las percepciones de algunos de los que nos han precedido en esa práctica, incluidas las de él mismo.

En el momento en que el practicante descubre en su práctica, en su experiencia, en su cuerpo, la dimensión y la profundidad del acto, se convierte en integrante de ese autor colectivo que supone toda actividad cultural. Es ese el momento en que un entrenamiento deja de ser una repetición para convertirse en un acto de creación. El nadador hace existir su brazada. Una creación que nace de esa combinación de deseo de saber y de lúdica indagación en la que la trasmisión encuentra toda su fertilidad.

Una piscina excepcional, un magnífico blog

piscina_tokyo_64_02 piscina_tokyo_64_01
Entre otras muchas cosas, el deporte nos permite conocer a personas muy interesantes. Así, por una conversación de vestuario, conocí a un arquitecto y deportista, Javier Vives Rego, que tiene, además de varios libros publicados, un blog dedicado a la cultura japonesa (Japón, cultura y arte) Como veréis, se trata de un excelente trabajo muy documentado que nos permite acercarnos a una cultura tan rica como desconocida.
El pasado martes, Javier ha iniciado una serie de cinco artículos que dedicará a la piscina y el pabellón deportivo que fue construido para los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964. Excusa más que suficiente para recomendaros el excelente trabajo de nuestro amigo.
Que ustedes lo disfruten.
Fotos extraídas de cmdingenieros.com

Lo que trajo el verano

piscina_con_vistas

Piscina con vistas

A veces el verano nos trae momentos diferentes, experiencias sorprendentes.

Algunos gorros blancos, Carmela, Manolo, Rosa y yo, habíamos quedado para nadar en una piscina con vistas. La mañana estaba fresca, casi tanto como el agua que una avería en el sistema de climatización había dejado expuesta a los albures del clima de la vertiente norte de la isla. Carmela y Manolo llevaban meses sin nadar; él, además, salía de una guardia difícil. Pese a todo, decidimos nadar, y hacerlo coordinando las brazadas. Nuestros amigos se turnaron marcando el ritmo, Rosa y yo les seguíamos lo mejor que podíamos. Poco a poco, casi sin apercibirnos, las brazadas se fueron haciendo largas y tranquilas, el nado se hacía fácil, la coordinación iba mejorando y las sonrisas que compartíamos en los virajes confirmaban el placer. Los largos se sucedieron con sorprendente facilidad, ninguno de nosotros hubiera imaginado que nadaríamos tantas piscinas, que nos encontraríamos tan bien. Había algo profundamente agradable en ese nado acompasado, en la sencillez de las brazadas, en el suave deslizamiento y en el silencio.

El verano había traído simplicidad, belleza y amistad.

Jaring Timmerman anuncia su retirada

El nadador canadiense Jaring Timmerman está valorando la posibilidad de retirarse tras concluir esta temporada. Pero antes de hacerlo ha obligado a la FINA a crear una nueva categoría máster.

El pasado 25 de enero en la piscina Pan Am de Winnipeg, Canadá, Timmerman estableció los récords mundiales en 50 espalda y 50 libre , y lo hizo en una categoría en la que nadie había competido hasta la fecha: la de la franja de edad que va de los 105 a los 109 años. Récords que se suman a los cuatro récords mundiales que ostenta en la categoría de 100 a 104 años. El nadador, que cumplirá 105 años en los próximos días y que comenzó a nadar competitivamente a los 79 años, marcó unos tiempos de 3:09,55 en 50 m espalda y de 2:52,48 en 50 m libre.

Timmerman explicó que a los 100 años los médicos le recomendaron que dejará la natación debido a que padecía la tendinitis que se conoce como  «hombro del nadador», pero el decidió no seguir el consejo, realizar algunas modificaciones en su brazada y seguir adelante.

Entrenamiento versus clase

entrenamiento_versus_claseEs muy habitual que cuando alguien ve a nadadores máster realizar trabajo técnico opte por denominar esa actividad como clase y no como entrenamiento. No es extraño que hasta algunos nadadores confundan los entrenamientos dirigidos con las clases. ¿A qué puede deberse esa pertinaz confusión? Examinemos algunos tópicos que pueden encontrarse en el origen de esa dificultad conceptual.

Tópico nº 1: «Los que ya saben nadar no tienen que realizar trabajo técnico. Luego, el que hace trabajo técnico es que no sabe nadar y, por lo tanto, no puede entrenar». Afortunadamente, este es un tópico antañón y casi extinto. Cualquier persona con una mínima cultura deportiva sabe que corredores como Usain Bolt, nadadores como Michael Phelps o tenistas como Rafa Nadal dedican una gran parte de sus entrenamientos al trabajo técnico. Y parece que no les ha ido mal.

Tópico nº 2: «Los ejercicios técnicos, una vez aprendidos y realizados, son asignaturas superadas y no es necesario volver sobre ellos». La concepción que subyace tras este tópico está igualmente obsoleta. Los ejercicios técnicos son herramientas de investigación y desarrollo. A medida que nos familiarizamos con la práctica, vencemos las dificultades iniciales. Lo que en principio no era más que un cúmulo confuso de percepciones va convirtiéndose en un riquísimo caudal de sensaciones que nos ayudan a mejorar nuestra eficiencia.

Tópico nº 3: «Sin sufrimiento, no hay entrenamiento». No son pocas las personas que consideran que si su corazón no late desbocado, su respiración no es agitada y sus músculos no se debaten entre el dolor y la extenuación, no hay entrenamiento. No hay ninguna duda de que en una buena programación de entrenamientos, tiene que haber espacio para los momentos duros. Pero no es menos cierto que un exceso de ese tipo de entrenamiento es absolutamente contraproducente y puede disminuir el rendimiento del deportista. Así, aunque en el trabajo técnico el dolor no sea el protagonista, no por ello estamos dejando de entrenar.

Tópico nº 4: «La técnica solo se trabaja a velocidades bajas». Este es un tópico más reciente y probablemente se debe a que no se entiende la progresividad del trabajo técnico. En el caso de la natación, esa  progresividad nos permite buscar la forma óptima de nadar una prueba atendiendo a nuestras características personales y a las capacidades técnicas y metabólicas que hemos desarrollado a través de nuestros entrenamientos. Por poner un ejemplo, ningún nadador bien entrenado nadará una prueba con la mayor frecuencia de brazada, lo hará con la frecuencia óptima para esa prueba y para ese momento de su historia deportiva. Y para ello es necesario que realice trabajo técnico en esa zona óptima.

Claro que no todos los nadadores máster nadan con el mismo objetivo, y la cantidad y forma de esos entrenamientos dependerá de esos objetivos. Pero eso es arena de otro costal o tema de otra entrada. Mientras tanto puede ser interesante leer Entrenar despacio para nadar deprisa y los diálogos con los nadadores Borja López Lamadrid y Álvaro Suárez.

Sailfish presenta un nuevo neopreno

Novedad de Sailfish

Los amigos de Sailfish nos hacen llegar la nota de prensa sobre la última novedad que sacarán al mercado el próximo mes de febrero. Como pienso que puede ser de interés para quienes buscan un neopreno ligero, la adjunto completa:

«SAILFISH presenta los nuevos neoprenos OpenWater
Para cubrir las necesidades específicas de los nadadores de aguas abiertas, SAILFISH ha diseñado y desarrollado unos neoprenos específicos OpenWater.
Los neoprenos de la linea OpenWater han sido diseñados para facilitar la movilidad de los nadadores de aguas abiertas, en travesías de cualquier distancia.
La combinación del neopreno con el nylon, proporciona a los EDGE (sin mangas) y EDGE LS (manga larga) unas propiedades hasta ahora no encontradas en ningún neopreno tradicional.
Estos modelos ultraligeros e innovadores, suponen el híbrido entre los neoprenos de la actualidad y un simple bañador, proporcionando una excelente hidrodinámica, flotabilidad y una movilidad global insuperable. Con grosores de entre 0.5 y 2mm, los nadadores conservarán la temperatura, con una comodidad desconocida hasta la fecha y toda la protección ante los elementos en sus entrenamientos, travesías y competiciones en aguas abiertas.
Material: 100% nylon sellado con neopreno.
Tallas mujer:  WXS, WS, WS/M, WM, WL
Tallas hombre: XS, S, M, L, XL
PVP New EDGE: 199,00 € / New EDGE LS : 229,00 €
A la venta en puntos oficiales Sailfish en Febrero 2014.
Más información en la nueva web OpenWaterSwim.es y en FB.com/sailfishswim
SAILFISH OpenWater. The Water is Yours!!!»

Nutrición, extenuación y recuperación

gráfico 1

Gráfico 1

Hace unas semanas, un buen amigo y atento lector de estas páginas me preguntaba por qué dedicaba tanto espacio a la nutrición en un blog dedicado a la natación. En aquel momento me limité a contestarle que la dieta es muy importante para cualquier deportista. El pasado 18 de noviembre, Rosa Arévalo pronunció su conferencia Ejercicio moderado vs ejercicio extenuante: actividad cerebral y envejecimiento, y en el debate posterior quedó apuntado el cuidado de la dieta como uno de los factores que pueden contribuir a retrasar la aparición de la extenuación y su cohorte de efectos adversos.

gráfico 2

Gráfico 2

Unos días más tarde, la misma Rosa me hace llegar los gráficos que ilustran esta entrada y que son adaptaciones de los que aparecen en el capítulo “Fisiología del deporte”  del Guyton and Hall Textbook of medical phisiology, 12ª ed.

En los tres primeros gráficos podemos podemos observar como la recuperación de un deportista se verá influenciada por el tipo de nutrición que realice. Así, los deportistas que siguen una dieta rica en hidratos de carbono (línea roja en los gráficos 1, 2 y 3) alcanzan una recuperación plena de sus depósitos de glucógeno muscular 48 horas después de haber realizado dos horas de ejercicio intenso. Mientras que una persona que cuya dieta está basada en en aporte de proteínas y grasas (línea azul en gráficos 2 y 3) puede llegar a necesitar hasta cinco días para alcanzar el mismo objetivo.

gráfico 3

Gráfico 3

Obsérvese que durante las primeras horas tras el ejercicio la recuperación de este último grupo no presenta diferencias significativas del grupo que realiza ayuno (línea verde en el gráfico 3).

Espero que los lectores de este blog puedan de este modo comprender la importancia esencial que tienen las elecciones nutricionales a la hora de recuperarnos de un esfuerzo. Pero no solo la recuperación se ve afectada por nuestras dietas.

gráfico 4

Gráfico 4

En el gráfico 4 puede verse cómo aquellas personas que siguen una dieta en la que predominan los hidratos de carbono (línea roja), superior al 50% del total, pueden ejercitarse durante cuatro horas sin llegar a la extenuación, mientras que una persona que haya optado por una dieta rica en proteínas y grasas (línea azul) podría quedar exhausta tras una hora y media de entrenamiento a la misma intensidad. Las personas que siguen una dieta mixta (línea verde) pueden prolongar la actividad a esa intensidad hasta un poco más allá de las dos horas.

Es necesario observar que el porcentaje de uso de carbohidratos y grasas durante la ejercitación varía en función de la dieta elegida. Y, como sabemos, la grasa es un combustible de peor calidad.

Una vez más tengo que darle las gracias a Rosa Arévalo por su incansable generosidad.

Comprar un neopreno

detalle

Detalle de la yuxtaposición de placas de diferentes grosores para la articulación del hombro

Aunque en las competiciones oficiales no está permitido el uso de neoprenos, cada vez son más las pruebas organizadas por entidades privadas en las que se autoriza, y hasta se exige, el uso de estos trajes. Además de la protección a las bajas temperaturas del agua o a las picaduras de las medusas, la flotabilidad que aportan mejora la seguridad del nadador en caso de experimentar algún problema durante la travesía y contribuyen a mejorar la velocidad de nado.

Conscientes de que cada vez es mayor el número de competidores que sin tener adquirida una buena técnica de nado participan en pruebas de triatlón o de aguas abiertas, los fabricantes se han lanzado a introducir cambios en sus diseños que ayuden a minimizar los efectos de esas deficiencias técnicas. Sin embargo, las diferencias individuales se hacen sentir, y no son pocas las ocasiones en que un nadador, tras invertir una considerable cantidad de dinero en el último modelo que le ha recomendado un amigo, descubre que  ha conseguido aumentar su incomodidad y disminuir su eficiencia. De ahí que sea tan importante elegir nuestro neopreno en función de nuestras características personales y, siempre que sea posible, probarlo en el agua.

Los fabricantes combinan placas de neopreno de diversos espesores tanto para facilitar la movilidad articular como para mejorar la hidrodinámica del sujeto. Así, podemos encontrar trajes que tienen placas más delgadas en las zonas que rodean hombros y rodillas o que tienen placas más gruesas en la parte anterior de los muslos que en el tórax. Y esas son cosas que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un neopreno.detalle de grafismo en la manga de un neopreno

detalle de grafismo en la manga de un neopreno estirado

Importancia de la elasticidad del neopreno

La primera cosa que podemos observar es la elasticidad del neopreno. Ahorrarse algunos euros eligiendo un traje de menor elasticidad puede salir muy caro cuando llevemos dos horas con la musculatura de los hombros dedicada a vencer la resistencia que el neopreno opone a las brazadas. Así, es muy importante comprobar la elasticidad de los distintos modelos y prestar especial atención a la de las placas que rodean las articulaciones. Cogiendo con las dos manos y con las yemas de los dedos —nunca clavar las uñas, puede desgarrar el tejido—  un fragmento de la misma placa (evite forzar las uniones de dos placas) estiramos el tejido separando las manos. Comprobará que la elasticidad varía con el modelo. Busque el modelo más flexible que se adapte a su presupuesto.

Comprobar que las zonas correspondientes a hombros y rodillas están realizadas con distintas placas de menor espesor y mayor elasticidad es muy importante para garantizar la mejor movilidad articular.

Son muchos los nadadores cuyas piernas tienen una empecinada tendencia a hundirse en el agua, empeorando su posición hidrodinámica y aumentando la resistencia. Suelen ser nadadores que experimentan una mejora notable cuando utilizan el pull-buoy. En principio, esos nadadores pueden verse beneficiados por aquellos neoprenos cuyas placas son más gruesas en las zonas que recubren los miembros inferiores que las que cubren el torso. Sin embargo, esos mismos neoprenos pueden convertirse en una pesadilla para nadadores con una buena posición hidrodinámica o para muchas mujeres que, como es sabido, suelen tener una mejor flotabilidad. Para ellos, este tipo de neoprenos les hace llevar las piernas muy altas dificultando el batido y afectando negativamente tanto su propulsión como su estabilidad. A personas con estas características les podría venir mejor un traje que tenga los mismos espesores en las grandes placas del torso y de las piernas.

Aún en el caso de que optemos por un neopreno con placas del mismo grueso en las zonas superior e inferior del cuerpo, es muy probable que las mujeres, debido a su mejor flotabilidad, se sientan más cómodas con un neopreno de menor espesor que el de los hombres. No obstante, es importante tener en cuenta que algunas mujeres que presentan muy escasa proporción de tejido graso pueden requerir neoprenos tan gruesos como sus compañeros.

Recuerde que un traje de neopreno tiene que quedar muy ajustado al cuerpo, y esto puede suponer que en los primeros usos se experimente una sensación de opresión torácica bastante notable. Una buena elasticidad del neopreno hará más fácil la adaptación a respirar con el cuerpo embutido en uno de esos trajes. Aun así, es imprescindible entrenar con frecuencia utilizando el traje tanto para familiarizarnos con esas nuevas sensaciones como para hacer aquellas adaptaciones de la técnica de nado que requieren el uso de los neoprenos.